»»Saludo de Miguel Induráin al Museo del Deporte